Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

jueves, 17 de julio de 2008

Se posterga el tren bala por falta de financiación

Jueves 17 de julio de 2008.

Por: Alejandro Rebossio.

Los potenciales inversores desconfían del polémico proyecto.

El tren bala hizo subir el riesgo país y, como el riesgo país subió, ahora se posterga el tren bala.

Maqueta del tren de alta velocidad Buenos Aires-Rosario-Córdoba. Foto: Archivo.


Ante el mal escenario financiero argentino e internacional, el banco francés Natixis, que iba a suscribir los bonos por US$ 3900 millones para financiar el ferrocarril rápido que unirá Buenos Aires, Rosario y Córdoba, no consiguió clientes a los que volcar esos títulos para reducir su riesgo argentino de incumplimiento en el repago de la deuda.

A su vez, la resolución que firmó en marzo el entonces ministro de Economía Martín Lousteau sobre el financiamiento del tren establecía que si uno de los nuevos indicadores de riesgo país -riesgo de incumplimiento de la deuda- sobrepasaba determinado nivel, el Gobierno o Natixis podían posponer la emisión de los bonos, dado su elevado costo, inaceptable para el Estado y para la reventa de los papeles en los mercados. Ese nivel se superó el lunes pasado.

Por eso, el Gobierno y el banco se han puesto en contacto para rediscutir cuándo y bajo qué nuevas condiciones se concretará la primera emisión de los bonos, que debía hacerse este año por US$ 660 millones. Entre 2009 y 2011 tenían que suscribirse los otros 3200 millones.

La norma de Lousteau había dispuesto que si el "spread" (sobretasa respecto de un instrumento similar de EE.UU.) de los seguros contra default de la deuda argentina, los llamados Credit Default Swap (CDS, que son contratos privados), a 10 años fuera mayor a los 800 puntos básicos (es decir, un 8% de sobretasa), "cualquiera de las partes tendrá derecho a posponer la fecha de cierre" de la emisión de los títulos. La resolución fue firmada el 26 de marzo, en el comienzo del conflicto del campo, cuando el spread rondaba los 500 puntos.

FALTA DE CREDIBILIDAD

En un mercado desencantado de los bonos argentinos, que casi no se negocian, y cada vez más sofisticado, los CDS son los papeles argentinos más comercializados. Con el empeoramiento de la crisis financiera internacional, con centro en EE.UU., los cuatro meses de conflicto entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y las cuatro entidades rurales y la falta de credibilidad del índice de inflación (por el que se ajustan el capital y los intereses de los bonos), aumentó la demanda de CDS y, por ende, su spread.

También el tren bala elevó esta medida del riesgo país, según sospechan operadores de bancos y fondos de inversión y funcionarios. Se presume que Natixis, como prevé suscribir bonos argentinos por miles de millones de dólares, ya estaría comprando protección por si la Argentina vuelve a caer en default y para ello adquiere CDS, lo que fogonea aún más el spread.

Natixis aún no logró colocar algo de riesgo argentino: planeaba colocar parte de los futuros títulos entre sus clientes en una suerte de oferta privada, dado que no son posibles las ofertas públicas por los pedidos de embargo de acreedores que no entraron en el canje de deuda de 2005. La semana pasada, ejecutivos del banco estuvieron en Nueva York para sondear inversores, pero la receptividad no fue buena. Entonces concluyeron que, en las condiciones actuales, la operación es difícil de realizar.

http://www.lanacion.com.ar/1030930-se-posterga-el-tren-bala-por-falta-de-financiacion


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada