Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

jueves, 21 de agosto de 2008

El tren bala otra vez en marcha

Jueves, 21 de agosto de 2008.

Más lento que sus promocionadas virtudes, el tren de alta velocidad (Tave), corredor Rosario-Córdoba-Buenos Aires, vuelve a ponerse en marcha. Si bien la crisis alimentada por el conflicto con el campo hizo que el costo financiero.

Más lento que sus promocionadas virtudes, el tren de alta velocidad (Tave), corredor Rosario-Córdoba-Buenos Aires, vuelve a ponerse en marcha. Si bien la crisis alimentada por el conflicto con el campo hizo que el costo financiero de la obra superara el techo fijado por el contrato suscripto entre la Casa Rosada y el banco francés Natixis, el proyecto de ampliación del presupuesto nacional 2008 incluye una partida de 1.600 millones de pesos para obras ferroviarias pendientes. La novedad ya activó las alarmas de los objetores de la ambiciosa iniciativa y podría provocar el paso de funcionarios por el Parlamento.

Como lo viene haciendo en los últimos años, el gobierno ampliará el presupuesto mediante un proyecto de ley que girará al Congreso en la primera quincena de septiembre.

"No sorprende que intenten avanzar con la obra. Veremos qué ocurre números en mano. Incluso citaremos a funcionarios", aseguró ayer el senador nacional Gerardo Morales. Cuando La Capital lo interrogó sobre la insistencia oficial en un marco económico complejo, afirmó: "Hablamos de una contratación irregular".

Morales, como titular de la Unión Cívica Radical (UCR), había presentado un recurso extraordinario ante la Corte Suprema para frenar una "irracional licitación que viola la ley de obra pública".

El tren bala, o Cobra, había quedado en el freezer luego de que su costo financiero superara el límite máximo estipulado en el contrato.

Por ese motivo, ninguna de las partes estaba obligada a cumplir lo pautado ni a arrancar con los trabajos.

De todos modos, la administración de Cristina Kirchner prevé 1.600 millones de pesos en los más de 7.465 millones adicionales asignados para Obligaciones a Cargo del Tesoro.

También están los 4.000 millones de dólares de deuda a contraer para solventar la iniciativa. Para ello el gobierno emitirá bonos con una tasa de interés del 10 al 12 por ciento.

http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2008/08/21/noticia_5433.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada