Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

sábado, 17 de enero de 2009

Desde Francia, insisten en que se construirá el tren bala en el país

Sábado 17.01.2009.

El presidente y director general de la empresa francesa Alstom se mostró confiado en que el polémico proyecto se llevará a cabo "cuando las condiciones sean nuevamente normales"

El presidente y director general de la empresa francesa Alstom, Patrick Kron, se mostró confiado en que el polémico proyecto de construcción del tren bala Buenos Aires-Rosario se concretará "cuando las condiciones sean nuevamente normales", tras los efectos de la crisis financiera internacional, aunque no pudo precisar fechas.

"El proyecto se pueda realizar y esto es una decisión de las autoridades", enfatizó el empresario en declaraciones a la prensa.

El tren bala Buenos Aires-Rosario, que cuenta con la posibilidad de extenderse hasta Córdoba, es una obra que se licitó el 22 de mayo de 2006 y que se preadjudicó al grupo Veloxia (conformada por Alstom, la española Isolux, la italo-argentina Iecsa y la nacional Emepa) el 21 de julio de 2007.

Finalmente, el contrato fue firmado el 29 de abril del año pasado, por una inversión de 3.900 millones de dólares.

No obstante, como consecuencia de la crisis financiera internacional, la obra quedó en suspenso y desde entonces Alstom se muestra confiada en que en algún momento se iniciará.

El dinero necesario para dar el puntapié inicial a la construcción del megaproyecto asciende a 670 millones de dólares, con los que el Gobierno argentino no cuenta y debe salir a buscar en un contexto internacional complejo para el acceso al financiamiento.

"Las autoridades no desearon buscar financiamiento en condiciones que hubieran sido extremadamente desfavorables. En consecuencia, el proyecto está en stand-by, pero para nada abandonado", aseguró Kron.

En igual sentido, señaló que es "comprensible que el Gobierno espere una cierta estabilización de los mercados para tomar decisiones".

Más allá de las idas y venidas y de los fuertes cuestionamientos, el CEO del Alstom insiste en que "el proyecto va a realizarse", pero rápidamente aclara: "no puedo decir cuándo".

"Cuando las condiciones que están en los contratos vayan a implementarse, el proyecto va a lanzarse. Como todos los proyectos de este tipo, se prevén sucesivas fases de financiamiento. Las autorizaciones deben concretarse. Espero que suceda en un futuro próximo, pero no lo sé", remarcó el ejecutivo.

En este diálogo con la prensa, Kron también hizo referencia a la política ferroviaria argentina sobre la cual dijo: "No veo nada vergonzoso en proponer trenes de alta velocidad para el desarrollo del país".

Sin embrago, aclaró "la decisión de hacerlo no la tomo yo, la toman los clientes, en este caso las autoridades argentinas a través de un contrato".

Originalmente, el banco francés Natixis sería el encargado de aportar los fondos para financiar la obra, junto a partidas presupuestarias de la Nación.

Pero al complejo panorama internacional se sumó que el banco Natixis declaró fuertes pérdidas en 2008.

http://www.eldia.com.ar/edis/20090117/20090117140545.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada