Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

martes, 29 de septiembre de 2009

Una bala perdida (opinión con cifras)

Martes, 29 de septiembre de 2009.

PRESUPUESTO PARA GASTOS FERROVIARIOS.

 Por: Sebastián Premici.

Al igual que el año pasado, la construcción de los trenes de alta velocidad está incluida dentro de la jurisdicción 56 de la Secretaría de Transporte, en el capítulo dedicado al Programa de Obras y Trabajos Indispensables y Adquisición de Bienes, aprobado por el Decreto 1683/2005 (Programa 62). En el Presupuesto 2009 no había ninguna asignación específica para estos proyectos ni la habilitación para el endeudamiento público. Sin embargo, en el proyecto de Presupuesto 2010 figura una autorización para que el Ministerio de Planificación se endeude en casi 13.000 millones de pesos –con un plazo mínimo de amortización de cinco años– con el objetivo de financiar “proyectos de infraestructura ferroviaria”. La ley de leyes no especifica en qué se invertirán esos créditos, por lo que deja la puerta abierta para que sean destinados a cualquier iniciativa de la Secretaría de Transporte, incluido el tren bala. El titular del área, Juan Pablo Schiavi, aseguró a Página/12 que si bien los trenes de alta velocidad son una meta tecnológica para cualquier gobierno, “actualmente no es una de las principales prioridades de mi cartera”.

El proyecto del Presupuesto 2010 incluye varios artículos que le permitirán al Ministerio de Planificación endeudarse con el objetivo de financiar proyectos prioritarios, los cuales están definidos en la planilla anexa del artículo 61 del proyecto de ley: compra de aviones, acueductos para el Chaco, Santa Fe, Bahía Blanca, la construcción del sistema satelital argentino, entre otras iniciativas bien especificadas. El financiamiento más abultado, por el monto de la deuda comprometida, corresponde a “Proyectos de Infraestructura Ferroviaria”, sin ninguna otra especificación.

Para 2011 se calcula un endeudamiento de 2443,5 millones de pesos, para 2012 otros 4305,3 millones de pesos y un resto de 6136,9 millones. En total, Transporte podrá endeudarse en 12.885,8 millones de pesos, con el objetivo de implementar nuevos proyectos para “ampliar y mejorar la Red Ferroviaria Nacional”, como se especifica en la descripción del Programa 62 o para implementar las obras comprendidas por el Decreto 1683/2005, donde están incluidos tres trenes de alta velocidad y otras iniciativas como los estudios de factibilidad para el Circunvalar Rosario, la remodelación del Belgrano Cargas, entre otros servicios interjurisdiccionales.

“La política de inversión no puede ser sostenida solamente con fondos propios. Nuestra principal prioridad son los ferrocarriles metropolitanos. Una vez resuelto este tema, no descarto el tren bala”, afirmó Schiavi a Página/12. Desde la Secretaría de Transporte indicaron a este diario que el endeudamiento de casi 13.000 millones de pesos será “básicamente para mejorar la red metropolitana”.

En junio de este año, la Administración de Infraestructura Ferroviaria aprobó su presupuesto 2009 y el plan plurianual de obras (2009-2011), entre ellas el desarrollo del ramal a Mar del Plata (236,6 millones de pesos) y la infraestructura del Belgrano Cargas (1441,7 millones de pesos). El total presupuestado por la Adif como obras plurianuales fue de 1787 millones de pesos. Actualmente está en ejecución parte de las obras del Belgrano Cargas, mientras que todavía no comenzaron las obras del ramal a Mar del Plata ni el soterramiento del Sarmiento.

La Adif ya tiene previsto el financiamiento de la Corporación Andina de Fomento para el ramal Joaquín V. González-Resistencia del Belgrano Cargas por 70 millones de dólares y otros 325 millones para la conexión con los puertos de Chile. Para el Circunvalar Rosario se estaría negociando un crédito del Banco Mundial por 1100 millones de dólares. Por eso es de suponer que los 13.000 millones de pesos de endeudamiento estipulado en el Presupuesto 2010 sean para invertir en otros proyectos. Sin embargo, la oposición desconfía. “Con el grado de libertad que tiene este presupuesto, tranquilamente el Gobierno se puede meter de lleno en el tren bala, sobre todo si calcula un endeudamiento no específico de 13.000 millones de pesos”, aseguró a este diario el economista Hugo Castro, asesor de Eduardo Macaluse.

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-132576-2009-09-29.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada