Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

martes, 25 de julio de 2006

Se conocen las firmas que pugnan por el tren de alta velocidad

Martes, 25 de julio de 2006.

En marcha. Hasta ahora se presentaron cuatro consorcios europeos. Los trabajos costarán más de mil millones de dólares

Las empresas financiarán al menos el 50%, pero el Estado deberá devolver la inversión. La obra tardará 36 meses

La licitación para el anunciado tren de alta velocidad que unirá Buenos Aires, Rosario y Córdoba -el primero de América latina y el segundo en todo el continente- dará hoy un paso decisivo, cuando se conozcan oficialmente las empresas interesadas en financiar la millonaria inversión y llevar adelante las obras. La presentación se hará en la Casa de Gobierno, con la presencia del presidente Néstor Kirchner, el gobernador Jorge Obeid (ayer no había confirmado su asistencia Juan Manuel de la Sota) y el intendente Miguel Lifschitz. Hasta ahora son cuatro los consorcios europeos interesados en competir por el proyecto, todos con socios locales: la firma francesa Alstom, con una subcontratista española y otra argentina (del grupo Macri); la alemana Siemens, con filiales locales; el consorcio español KAF, asociado con OHL (concesionaria de la autopista a Ezeiza) y la argentina Chediak; y la italiana Impregilo, una de las firmas que integra Puentes del Litoral.

El proyecto insumirá de 1.000 a 1.200 millones de dólares y la firma que resulte adjudicataria deberá hacerse cargo de al menos el 50 por ciento de la inversión trayendo su propia propuesta de financiamiento a través de créditos, pero los costos totales correrán a cuenta, finalmente, del Estado nacional.

Aunque los nombres de los consorcios que aspiran a precalificar se conocerán hoy, a las 19, en la Casa Rosada, las fuentes consultadas por La Capital coincidieron en que al menos los grupos liderados por Alstom, Siemens, CAF e Impregilo serán de la partida.

Y también dieron por sentado que la primera de las firmas, de origen francés, fue la que se mostró más interesada y la que corre con el caballo del comisario. La corazonada tiene sus razones: por un lado, como aseguró el titular de la Casa de Santa Fe en Buenos Aires, Héctor Cavallero, porque es "incomparable" la experiencia internacional de esa firma en tecnología de trenes de alta velocidad.

Por otro, porque ya en el acto oficial del 8 de mayo pasado, cuando Kirchner y el ministro de Planificación Julio De Vido presentaron el proyecto, se vio en primera fila al propio embajador de Francia, Francis Lott, quien no se cansó de reiterar el interés de firmas de su país en quedar a cargo del proyecto.

Es más, en el acto también hubo autoridades de Alstom -que en Europa comercializa 17 mil millones de euros por año en tecnología y maquinaria ferrovial- y fueron ellas las que le regalaron al presidente nada menos que una maqueta del tren bala a escala. El jueves pasado, además, el titular de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, firmó con Francia un convenio de cooperación bilateral con el transporte ferroviario como eje de la agenda y su par francés, Dominique Perben, reiteró el interés de Alstom en el proyecto del tren Buenos Aires-Rosario-Córdoba.

Misterio hasta diciembre

Lo cierto es que quien gane la licitación -cosa que recién se conocerá en diciembre próximo- deberá sortear antes varias instancias (ver aparte). Después de precalificar, hasta el 15 de agosto tendrá que presentar la formulación integral del anteproyecto con estudios de todo tipo (de ingeniería, factibilidad y ambientales), la propuesta de desarrollo y ejecución de la obra, mantenimiento y provisión de material rodante.

El 21 de noviembre será el turno de la apertura de sobres con la propuesta económico-financiera, donde las empresas deberán presentar un "paquete cerrado" de financiamiento, es decir, un crédito aprobado por un mínimo del 50 por ciento de la inversión total. El resto será sufragado por el presupuesto nacional.

La adjudicación se hará en noviembre y a más tardar en marzo deberían comenzar las obras, con un plazo de ejecución de 36 meses que llevan a inicios de 2010 la partida inaugural del tren.

Claro que tamaña inversión, de 1.000 a 1.200 millones de dólares en una tecnología ferroviaria, única en América latina y segunda en todo el continente después de Canadá, es toda una decisión de la que descree más de un escéptico.

Sin embargo, fuentes de la Secretaría de Transporte recordaron ayer que "los plazos son muy cortos y de hecho se están cumpliendo puntualmente, contra el pronóstico de muchos", y afirmaron que "la decisión política ya está tomada por el presidente", por lo que "el marco general da para tener confianza".

Hasta ahora se sabe que el tramo Buenos Aires-Rosario será sí o sí de alta velocidad, con trenes que correrán de 250 a 300 kilómetros por hora -lo que haría durar un viaje a Retiro entre 60 y 90 minutos-, y que el tramo de Rosario a Córdoba puede tener esa misma tecnología o "no ser electrificado y limitarse al uso de vagones diesel nuevos", que marchan a un máximo de 160 kilómetros por hora. "Dependerá de los costos", arriesgaron en Transporte de la Nación.

Desde la secretaría también aclararon que todavía no está claro cómo se concesionará el servicio ni en qué plazo se deberá cancelar el financiamiento privado.

Al presentarse el proyecto en el lanzamiento de la licitación internacional, hace casi dos meses, se anunció que el tren que unirá el corredor central del país tendrá 20 servicios diarios y varias paradas intermedias (Campana, San Pedro, San Nicolás, Villa Constitución, Marcos Juárez, Leones, Bell Ville y Villa María).

La previsión es que transporte a 7.500 pasajeros por día y cree unos 5 mil puestos de trabajo directos y 20 mil indirectos. El costo de los pasajes por ahora es un misterio, al igual que otros aspectos, como la concesión, subordinados al tipo de propuesta que resulte ganadora.

http://archivo.lacapital.com.ar/2006/07/25/ciudad/noticia_312557.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada