Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

miércoles, 24 de enero de 2007

De Vido ensaya con el tren bala

Miércoles, 24 de enero de 2007 

De viaje oficial por Alemania, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, viajó ayer en un tren de alta velocidad que fabrica la empresa alemana Siemens, integrante de uno de los consorcios que compite en la licitación internacional por la futura conexión rápida entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Desde la propia cabina del maquinista, De Vido definió al tren, que circula a 300 kilómetros por hora, como un verdadero "prodigio". De todos modos, la visita del funcionario a la firma Siemens no implica una intención de compra directa, ya que hasta ahora el proceso de licitación marcha como estaba previsto, aunque con cierta demora.

El viaje de De Vido incluye una importante agenda en la que la relación entre el Estado nacional y Siemens no aparece como un asunto menor, ya que la firma demandó a Argentina ante el Ciadi por la rescisión del contrato de los DNI decidida durante el gobierno de Fernando de la Rúa tras una denuncia de sobreprecios.

Por eso, con Siemens formando parte de un consorcio interesado en construir y explotar la conexión ferroviaria de alta velocidad entre las tres principales ciudades del país, la visita de De Vido a la fábrica alemana cobró importancia.

En declaraciones a una radio porteña, el ministro sostuvo que el tren en cuestión, el ICE3, "es un prodigio" y afirmó que "se quiere ver si puede formar parte del ramal de alta velocidad entre Buenos Aires y Rosario". El ministro destacó además que esa conexión representará "un apoyo fortísimo para el desarrollo y la infraestructura".

Desde Buenos Aires, el titular de la comisión de bienes de capital de la Cámara de Industriales Ferroviarios de la República Argentina, Guillermo Sirito, dijo que "formalmente hay un proceso licitatorio internacional que sigue en marcha y que no se interrumpió por ninguna negociación directa", por lo que la visita de De Vido a Siemens no puede interpretarse como una intención de compra.

Integración nacional

Me parece muy bien que ministros y funcionarios recorran todas las posibles fuentes de provisión sostuvo para confiar en que como se hace en todo el mundo y tal como figura en el pliego de licitación se respete el porcentaje obligatorio de integración nacional del producto que finalmente se adquiera Eso significa que determinada cantidad de trabajo y materiales de los coches debe se aportada por la industria local l

http://archivo.lacapital.com.ar/2007/01/24/ciudad/noticia_360440.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada