Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

miércoles, 28 de marzo de 2007

Sólo quedó una firma en carrera para construir el tren bala

Miércoles, 28 de marzo de 2007 

Presentó la oferta técnica y a fin de abril hará la económica. En 2008 arrancaría la obra

Rodolfo Montes / La Capital

La firma francesa Alstom, con una subcontratista española y otros argentinos como Iecsa (Grupo Macri) y Ferrovías ( Belgrano Norte) quedó ayer como único consorcio en carrera para la construcción del gigantesco proyecto ferroviario que unirá Retiro, Rosario y Córdoba: el tren de alta velocidad. Y si bien el secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, se esperanzó con la idea de que en mayo se inicien las obras, la hipótesis más favorable es que arrancarán en el verano de 2008 para culminar en 2010.

El grupo francés fue el único que entregó una oferta técnica y otra económica que se conocerá a fines de abril. Así, quedaron afuera del proceso la alemana Siemens, con filiales locales; el consorcio español KAF, asociado con OHL (concesionaria de la autopista a Ezeiza) y la argentina Chediak; y la italiana Impregilo.

La propuesta del grupo francés consistió en "500 kilos de papeles, por lo que necesitamos un tiempo para analizar y hoy (por ayer) no podemos adelantar nada", se atajó Jaime ante la consulta sobre detalles de la propuesta para construir el tren de alta velocidad.

El funcionario explicó que "el tren deberá ir de Retiro a Rosario en un máximo de 90 minutos, con una determinada frecuencia -entre 15 y 20 servicios diarios- pero no hay imposiciones respecto de la traza".

El sobre con la propuesta técnica se abrió en el marco de un acto en Casa Rosada que presidió Néstor Kirchner y distintos funcionarios. En la fila de sillas adjunta a la cabecera se sentó, entre otros, el intendente Miguel Lifschitz. La Casa Gris estuvo representada por Edgardo Fiol, viceministro de Obras Públicas. El gobernador de Santa Fe, Jorge Obeid, se encuentra en el extranjero, y la vicegobernadora, María Eugenia Bielsa, no habría viajado hasta la Rosada por cuestiones climáticas.

"Este proyecto será un gran aporte a la seguridad vial. Aquellos que pensaron un país para que los argentinos transiten sólo por rutas, se equivocaron terriblemente, y hoy estamos pagando las consecuencias", disparó Jaime.

El proyecto integral, contemplado en la oferta del grupo francés, costaría unos 1.500 millones de dólares, y se podría construir en 30 meses.

"Queremos llegar a mayo y que las obras se inicien", dijo ayer Jaime. No obstante, Lifschitz destacó que si bien tiene fe en el proyecto "las obras en el propio territorio no podrán comenzar en mayo porque falta toda la etapa de realización del Proyecto Ejecutivo".

Esa etapa, se presume, insumiría al menos otro semestre. Por lo tanto, en la hipótesis más favorable, se empezaría a construir hacia el verano de 2008, para estar inaugurado hacia mediados de 2010.

http://archivo.lacapital.com.ar/2007/03/28/ciudad/noticia_376852.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada