Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

domingo, 9 de marzo de 2008

Condiciona Francia la financiación del tren bala

Domingo 09 de marzo de 2008.

Por: Lucas Colonna.

Lo dice el embajador.


"El costo de no tener un acuerdo con el Club de París es muy fuerte", dijo el embajador francés. Foto: Rodrigo Néspolo.

    La falta de pago de la deuda con el Club de París podría afectar la inversión de más de 1350 millones de dólares para la construcción de un tren de alta velocidad que unirá Buenos Aires, Rosario y Córdoba, a cargo de la compañía francesa Alstom: “De no llegarse a un acuerdo, ´[la Argentina] no se puede beneficiar con créditos blandos [para financiar el proyecto]”, dijo el embajador de Francia en Buenos Aires, Frédéric Baleine du Laurens.

En una entrevista con La Nacion, el diplomático advirtió que “el costo de no tener un acuerdo [con el Club de París] es muy fuerte”, aunque aclaró, sin embargo, que no por ello peligra el proyecto, uno de los más importantes en las relaciones bilaterales de los últimos tiempos.

“Hay negociaciones financieras alrededor de este tema. La Argentina recibe préstamos de instituciones financieras internacionales y de bancos privados. Pero, en el estado actual del proceso, de no llegarse a un acuerdo en el Club de París, no se puede beneficiar con créditos blandos", dijo el embajador.

La aclaración cobra relevancia cuando se tiene en cuenta que en los últimos días, en ámbitos empresariales se analizaba que la inversión para el tren bala sería del doble de lo previsto.

La relación bilateral entre la Argentina y Francia comenzó a complicarse en 2005, cuando el ex presidente Néstor Kirchner forzó a la empresa Suez, de ese país, a rescindir el contrato como operador de la empresa Aguas Argentinas. Esto fue precedido de tensas gestiones entre ambos gobiernos. Desde entonces, la distribuidora de agua fue reestatizada y pasó a denominarse AySA.

En el último tiempo, el gobierno de Cristina Kirchner buscó retomar las relaciones con el presidente francés, Nicolas Sarkozy. En especial, con el apoyo conjunto para la liberación de Ingrid Betancourt, ciudadana franco-colombiana secuestrada por las FARC, en Colombia.

Du Laurens, que calificó de "excelentes" las relaciones bilaterales, dijo, además, que para el acuerdo con el Club de París por la deuda de más de 6000 millones de dólares en default es inevitable que la Argentina acepte el monitoreo al plan de reprogramación por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

-¿Cómo definiría la relación bilateral una vez superado el conflicto con el grupo Suez?

-Es una relación excelente. Hay una relación más estrecha que en muchos otros momentos de la historia de nuestras relaciones. Tenemos valores políticos compartidos. Tenemos la misma actitud hacia los derechos humanos. Valoramos la acción del gobierno argentino por la promoción de los derechos humanos, en la Argentina y en el nivel internacional. Compartimos la misma visión para tratar de organizar el mundo multipolar.

-¿Cuál es la posición de Francia ante la intención de la Argentina de cancelar sus compromisos con el Club de París sin contar con una auditoría del Fondo Monetario Internacional?

-Francia es un país involucrado en el tema del club de París de dos maneras. Una, porque tenemos un crédito en esta famosa deuda, pero es un crédito menor, relativamente pequeño. Una vez me divertí calculando lo que representa la deuda pública argentina con mi país: representa ocho minutos de recaudación fiscal en Francia.

-En cifras, ¿cuánto serían ocho minutos de recaudación en Francia?

-Unos 300.000.000 de dólares. Cada minuto que pasa, el Tesoro va recaudando lo que se nos debe.

-¿Dice que para Francia es insignificante en términos reales?

-Bueno, es una deuda, pero no es algo fenomenal

-¿Cuál es la segunda manera en que Francia está involucrada en el Club de París?

-La segunda es que Francia es el secretario del Club. No importa el volumen de la deuda: tenemos entre nosotros una regla clara, que es la unanimidad. Por eso es importante que los países involucrados en la negociación tengan una posición común. Y fundamentalmente es así como funciona el Club.

-¿Y cuál es esa posición común en el caso de la Argentina?

-Es que si hay una reprogramación de las deudas, simultáneamente debe haber un beneplácito que da el FMI a este programa. Eso existe, y para algunos de los países, es una exigencia constitucional. Es una regla fuerte. Es así para todos los países del mundo. El otro modo es pagar cash [efectivo].

-Pero la Argentina no expresó aún eso último como posibilidad

-Yo no estoy involucrado en la negociación. No puedo opinar sobre el caso. Pero, en una descripción técnica, se necesita para lograr un acuerdo la unanimidad de todos. Y dentro del modo de proceder del Club de París, si hay una reprogramación, debe tener el beneplácito del Fondo.

-¿Cuánto afecta a un país como la Argentina, que busca atraer inversiones extranjeras, tener un compromiso impago con el Club de París?

-Afecta mucho porque mientras no haya un acuerdo, no hay posibilidad legal en los países miembros del Club de París de otorgar créditos blandos. Así, todas las instituciones financieras que existen en nuestros países -desde Italia a Japón, Gran Bretaña y Estados Unidos- que otorgan esos créditos blandos no pueden actuar en la Argentina. Y eso se traduce en un precio mucho más alto de los préstamos. Y así, el costo de no tener un acuerdo es muy fuerte.

-¿Debe ser una prioridad para la Argentina entonces resolver esta situación?

-Bueno, yo no soy arrogante como para dar consejos a un gobierno extranjero. El gobierno argentino actúa absolutamente como le parece. Lo único que puedo observar es que al no tener un acuerdo, cuesta mucho.

-¿Están dadas las garantías para que en el caso de la inversión por el tren bala Société Générale facilite los créditos para la inversión de Alstom en la Argentina? ¿Complica la deuda con el Club de París esta inversión?

-Hay negociaciones financieras alrededor de este tema. Se puedes otorgar préstamos, eso no hay problema. La Argentina recibe préstamos de instituciones financieras internacionales y bancos privados. Pero, en el estado actual del proceso, de no concluir un acuerdo en el Club de París, no se puede beneficiar con créditos blandos.

-¿Cómo afecta esto en el caso puntual de Alstom por el tren bala?

-No habrá créditos blandos, como para cualquier otro negocio de la Argentina. Es muy sencillo. Es una regla general que se aplica en todos los países.

-Más allá de estas restricciones puntuales, ¿la Argentina sigue siendo un mercado interesante para el empresariado francés?

-Por supuesto: hay más de 250 empresas francesas que están establecidas en la Argentina e invierten mucho en la Argentina. Peugeot, Carrefour, Renault, Total Hay empresas en todos los sectores. El clima económico es bueno en la Argentina, y las perspectivas, también.
Colombia

    El embajador de Francia destacó el papel de contención que ejercen los países de la región, entre ellos la Argentina, para evitar una escalada en América latina tras el asesinato de Raúl Reyes, el segundo de las FARC. Pidió que se sostenga el intercambio humanitario y remarcó la importancia que tiene para su gobierno el caso de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC.

http://www.lanacion.com.ar/994081-condiciona-francia-la-financiacion-del-tren-bala

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada