Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

miércoles, 26 de marzo de 2008

El banco francés Natixis será el que financiará el tren bala

Miércoles 26 de marzo de 2008

Hoy se debe aprobar el esquema.

El Société Genéralé se retiró de la obra; se emitirán bonos públicos para el pago

Por Diego Cabot. 

De Vido, en el reciente acto de apertura de ofertas técnicas del tren de alta velocidad. Foto: Telam / Archivo.

   
El Ministerio de Economía se tomó hasta el último día de plazo para definir y aprobar el proyecto de financiamiento del tren de alta velocidad que unirá Buenos Aires con Rosario y Córdoba.

Hoy vence el plazo para que el Palacio de Hacienda apruebe la herramienta que se utilizará para financiar la obra. Pese a lo exiguo del tiempo restante y al monto de la operación -rondará los 3000 millones de dólares-, hasta anoche aún quedaban muchos puntos por resolver.

Algo sí está confirmado: ya no será el Société Générale el que pondrá el dinero para la obra, sino que su lugar lo ocupará el Natixis, una entidad que figura cuarta entre las más grandes de Francia, después del BNP Paribas, Société Générale y Crédit Agricole.

También trascendió que el Tesoro emitirá un bono que se destinará a cancelar la deuda con el banco, que será a treinta años de plazo y que la intención de los negociadores oficiales es que tenga un plazo de gracia de cinco años. "Mañana se define el asunto, pero le podemos confirmar que el banco que financiará es el Natixis, otro banco francés. Los requisitos que pedía el Société no pudieron ser cumplidos", dijo una fuente que se sienta en la mesa de negociación.

En rigor, la financiación fue el asunto más complicado desde que se imaginó el tren de alta velocidad. Sucede que el pliego de adjudicación establecía que quien presentara ofertas tenía que acompañar un banco que aporte el 50% del total del costo de la obra. El consorcio Veloxia, liderado por la francesa Alstom, la española Isolux y las locales Iecsa y Emepa, propuso la financiación del 80% para la parte electromecánica, otorgada por el Banco Société Générale, con una tasa del 5,2% anual y 16 años de plazo.

Durante varios meses, técnicos y negociadores buscaron la forma de poder prestar una garantía para que el Société desembolse el dinero. Sin embargo, eso no fue posible. No hubo caso. En el medio, la entidad francesa atravesó un período de crisis, ya que tuvo que asumir pérdidas por un ejecutivo que apostó dinero de la entidad.

Entonces apareció una segunda opción: otro banco francés, el Natixis, una fusión de Caisses d Epargne y de Banques Populaires, dos empresas que formaron una sola en noviembre de 2006.

"El Natixis es el que encabeza el consorcio de bancos que financia la obra", dijo una fuente oficial. De acuerdo con sus dichos, la emisión de estos títulos se irá completando a medida que se presenten los certificados de obra.

Anoche, una de las cuestiones, nada menor, que faltaba definir es el rendimiento que tendrán los títulos públicos. Es decir, cuánto ganará el banco por prestar a la Argentina. "Eso es lo último que se conocerá, pero aspiramos a que esté en línea con el interés que esté en consonancia con lo que consigue el Gobierno", dijo una fuente cercana al ministro de Economía, Martín Lousteau.

El funcionario será al fin el que aprobará el crédito. Su antecesor Miguel Peirano se negó a refrendarlo y ésa fue, según algunas fuentes de su entorno, uno de los motivos de su alejamiento.

"Han cambiado muchas cosas desde entonces que hacen posible la aprobación. Lo primero es que hay un nuevo banco y que la oferta de esta entidad es más barata que la anterior. Este esquema es más conveniente. Además, desde entonces cambiaron los mercados financieros", dijo la fuente.

Un técnico del equipo negociador se preguntaba anoche cuáles serán los términos finales del acuerdo. "Lo que pasa es que no es lo mismo que una licitación la gane un grupo de empresas y que se adjudique con otras. Hay que ver si no lo pueden impugnar las otras empresas o si no lo pueden cuestionar los organismos de control. Le digo más: cualquier particular podría pedir que se investigue el cambio de la oferta", finalizó.

http://www.lanacion.com.ar/998736-el-banco-frances-natixis-sera-el-que-financiara-el-tren-bala

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada