Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

martes, 29 de abril de 2008

Tren bala: pese a las denuncias, Lifschitz cree que "hay que aprovecharlo"

Martes, 29 de abril de 2008                            

El intendente, que estuvo en la Casa Rosada para la adjudicacion del corredor Buenos Aires-Rosario-Córdoba, comparó el proyecto con el puente a Victoria. Dijo que esa obra “también generó polemicas y denuncias pero fue clave para la región”. Binner también participó del acto pero no habló.

Binner junto a Scioli y Cristina en la Casa de Gobierno, Lifschitz también estuvo (Télam).

Pese a que la implementacion de un tren de alta velocidad que una las principales ciudades del país generó polémica, el intendente Miguel Lifschitz, que este martes estuvo presente en el acto de adjudicación de la obra en la Casa Rosada, defendió el proyecto y aseguró que tendrá un “impacto positivo” para Rosario, a la vez que dijo que en la región debe ser aprovechado “como el puente a Victoria”.

“Se abre una gran oportunidad y tenemos que aprovecharla como el puente a Victoria, que también en su momento generó polemicas y denuncias sobre irregularidades. Y la realidad es que resultó una obra clave para Rosario. Esta (por el tren) va a tenes una importancia igual o mayor, no tengo dudas”, consideró el jefe comunal en Radio 2.

Con esas declaraciones, el intendente marcó cierta distancia de la administración del gobierno provincial que encabeza Hermes Binner, quien estuvo presente en el acto de este martes pero no habló. De hecho, el ministro de Obras Públicas, Hugo Storero, criticó la obra porque considera que hay otras prioridades.

Sin embargo, Lifschitz (que tiempo atrás graficó su postura con la frase "a caballo regalado no se le miran los dientes") dijo este martes a la tarde que “el objetivo es que el impacto de la obra sea positivo, que no genere cosas negativas como una fractura de la ciudad en dos”, motivo por el que se estudia que el tramo de ingreso a Rosario se subterráneo.

“Debe ir bajo nivel para no interrumpir el movimiento normal de la ciudad. Eso es algo que se empieza a definir desde ahora”, señaló en diálogo con Alberto Lotuf en el programa De tarde en tarde.

En ese sentido, el intendente remarcó que se calcula “un año para desarrollar el trabajo fino técnico y despues 48 meses de obra para el tramo Rosario-Buenos Aires, y un plazo similar para el trayecto a Córdoba”. A su vez, adelantó que los trabajos comenzarán desde la ciudad hacia la Capital Federal, y que aquí se instalará una planta industrial ferroviaria para el motaje del tren.

Una obra beneficiosa

Lifschitz aseguró que el paso del tren de alta velocidad por Rosario significará un beneficio para la ciudad y la región “desde el punto de vista económico, turístico, urbano y de reactivacion de la industria ferroviaria”. “Los procedimientos son responsabilidad de la Nación y si hay irregularidades las investigará la Justicia, pero esto no invalida su importancia para Rosario”, agregó,

De tarifas todavía no se habla

“No hay preciosion de los precios para los viajes, dependerá de la politica tarifaria que aplique el gobierno nacional –dijo el intendente–; aunque en la Argentina el transporte está subsidiado. Igual está claro que éste no es un medio de trasnporte masivo y de bajo costo, sino algo más bien comparable con el avión”.

Satisfacción también en Córdoba

Por su parte, el intendente municipal de Córdoba, Daniel Giacomino, opinó que "para pensar en un país moderno y en crecimiento se tiene que pensar en políticas de Estado". Añadió que "nos acercamos al Bicentenario y comenzamos a discutir un modelo de un país diferente que ya salió del infierno y debemos pensar en un nuevo país y pensar en esta grandes obras de infraestructura a pesar de las críticas y los palos que nos puedan brindar" los medios de comunicación social, en clara sintonía con el discurso de la presidencia.

La primera mandataria Cristina Kirchner encabezó este martes el acto de adjudicación de
la obra del tren de alta velocidad, corredor Buenos Aires-Rosario-Córdoba, en un acto que se realizó en el Salón Sur de Casa de Gobierno y cuentó además con la asistencia del ministro de Planificación, Julio De Vido, el secretario de Transporte Ricardo Jaime, el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el embajador de Francia Frédéric Baleine Du Laurens.

http://www.rosario3.com/noticias.aspx?idNot=29875

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada