Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

sábado, 14 de junio de 2008

Se firmaría el viernes el crédito para el tren bala

Sábado 14 Junio 2008.

Por: Antonio Rossi.

A GARANTIA SERA UN BONO POR US$ 670 MILLONES.

Semitapado por el conflicto agropecuario y el paro de los transportistas, la contratación del tren bala sigue avanzando y en una semana se firmará el acuerdo financiero para la primera etapa del proyecto.

La secretaría de Hacienda y el Natixis -el banco francés que financiará la obra- acordaron los lineamientos del crédito a 30 años que el Gobierno respaldará con títulos públicos.

Tras el cumplimiento de una serie de pasos formales que restan en Francia y EE.UU., el Gobierno y el banco tienen previsto firmar el acuerdo definitivo el próximo viernes 20. Después de esa firma, vendrá la primera emisión de bonos, que se efectuará entre el 25 y 27 de junio por un US$ 670 millones.

Iniciado a principios de 2006, el proceso licitatorio del "tren bala" concluyó en enero de este año con la adjudicación del proyecto al grupo Veloxia, que integran la empresa francesa Alstom, las locales Emepa y Iecsa y la española Isolux.

Para la obra, el Gobierno convalidó una "atípica ingeniera financiera" que arrimó el grupo constructor y el banco Natixis y que fue aprobada por el ex ministro de Economía, Martín Losteau.

El esquema financiero consta dos partes. La primera parte comprende un desembolso parcial del crédito y la emisión de deuda por el equivalente a casi $ 2.100 millones, que se destinará al pago de los anticipos.

La segunda parte trepa a algo más de US$ 3.200 millones y abarca la mayor parte del préstamo y la cesión de los bonos pautados para el período 2009-2011.

En las últimas semanas, el megaproyecto ferroviario cosechó numerosas críticas de la oposición y una denuncia judicial del abogado Ricardo Monner Sans y el ex diputado Mario Cafiero, que apunta contra los funcionarios que aprobaron el proyecto.

Junto con el nuevo avance del tren bala, el Gobierno también quiere cerrar la "ingeniería financiera" para el soterramiento de la línea Sarmiento. La obra -que fue adjudicada a las empresas Iecsa, Comsa, Odebrecht y Ghella- costará US$ 1.000 millones y se financiará con un esquema similar al del tren de alta velocidad.

http://edant.clarin.com/diario/2008/06/14/elpais/p-04501.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada