Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

domingo, 6 de julio de 2008

Los franceses del tren bala dicen que no pagan sobornos

Domingo 06 Julio 2008.

Por: Antonio Rossi

EL PAÍS.

DECLARACIONES DEL TITULAR DE ALSTOM.

El grupo salió a rechazar las denuncias que enfrenta en Brasil y Europa.

Al igual que esos técnicos de fútbol que sostienen que "la mejor defensa es un buen ataque", el grupo francés Alstom salió a rechazar las denuncias de sobornos que enfrenta en Brasil y Europa.

Tras tras cuestionar a los medios brasileños por el tratamiento dado a las denuncias, el presidente mundial de Alstom, Patrick Kon aseguró que "no corrompen a funcionarios públicos" y que aplican "una política de tolerancia cero con los desvíos éticos".

Desde Brasil -adonde viajó para firmar un nuevo contrato de US$ 280 millones para modernizar los subterráneos- el número 1 de Alstom afirmó- al diario "Folha de Sao Paulo"- que la empresa "no ha sido afectada por la enfermedad contagiosa de la corrupción" y que las denuncias difundidas "son puras especulaciones que no tienen ningún fundamento".

Las afirmaciones de Kron son parte de una ofensiva lanzada por Alstom para despegarse de las sospechas de corrupción que afloraron en los últimos meses y que podrían entorpecer el avance de los millonarios negocios que tiene en marcha en los principales países de América Latina.

En Argentina, Alstom lidera el consorcio que se adjudicó el proyecto del "tren bala", para el cual la administración de Cristina Kirchner aprobó una inversión de casi US$ 4.000 millones, que se financiará con crédito externo garantizado con títulos públicos.

Además, tiene en las gateras la concreción de otros dos emprendimientos que le reportarán un negocio de casi US$ 1.500 millones: la provisión de tranvías para Buenos Aires y Mendoza y la construcción del subte para la ciudad de Córdoba.

Las denuncias contra Alstom en Suiza y Brasil saltaron sobre el tapete a principios de año, casi al mismo tiempo en que salieron a la luz nuevos detalles de los casos de corrupción a nivel mundial que involucran al grupo alemán Siemens, su principal competidor en la provisión de trenes y de usinas de generación eléctrica.

Según la información divulgada en medios suizos, fiscales de ese país tendrían documentos que demuestran que Alstom transfirió unos US$ 30 millones entre 1998 y 2001 para pagar supuestos sobornos en Brasil, Venezuela, Singapur e Indonesia.

Según aseguró Kron "la investigación que llevan adelante las autoridades suizas, con colaboración de la justicia francesa, se refiere a la empresa Cegelec que Alstom había comprado en 1998 y que procedió a vender pocos años después".

http://edant.clarin.com/diario/2008/07/06/elpais/p-02301.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada