Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

domingo, 30 de marzo de 2008

Problemas de dinero para el tren bala

Domingo 30 de marzo de 2008.

 Por: Diego Cabot. 
Twitter: @diegocabot

La obra pública.

Las garantías que pide el banco francés Natixis siguen siendo los principales obstáculos para el acuerdo



Los trenes de Alstom llegarán a la Argentina siempre que se consiga el demorado financiamiento. Foto: Archivo.

El tren bala avanza, pero no a la velocidad que quieren el Gobierno y la empresa francesa Alstom. El acelerador lo maneja ahora el banco francés Natixis, financista del proyecto criollo más ambicioso.

Pese a las declaraciones del Gobierno, que a través del secretario de Transporte, Ricardo Jaime, anunció que estaba todo acordado, los negociadores del banco, los funcionarios y los representantes del consorcio adjudicatario siguen buscando una solución para dotar de dinero al proyecto.

La piedra en el camino sigue siendo la garantía. Una fuente cercana al banco dijo que "sólo se acordó el esqueleto y que todo lo demás está por definirse".

El banco francés Natixis -que sustituyó al Société Générale- está estudiando la posibilidad de convertirse en la entidad que, además, asegure el riesgo del crédito.

¿Cómo es esto? Pues, en circunstancias normales, si el Société Générale hubiera anticipado los fondos a la Argentina, el seguro de riesgo de la operación debía ser obligatoriamente asumido por el Estado francés a través de la Dirección General del Tesoro y de la Política Económica, dependiente del Ministerio de Economía francés.

Pero la situación actual de la Argentina plantea un escollo: oficialmente, Francia no puede asegurar un préstamo solicitado por un país en situación de default ante el Club de París.

Ese esquema no se pudo concretar. Entonces, apareció el Natixis y una entidad de seguro de crédito ligada a esta firma francesa: la Coface.

Natixis tiene una estrecha relación con la Coface. Esta entidad gestiona por cuenta del estado francés las garantías públicas a las exportaciones.

Así las cosas, la Coface asegura los riesgos de las pymes francesas, que quieren tomar capitales en el mercado internacional. Además, es el brazo operativo del ministerio de Economía francés cuando es éste, quien asegura el riesgo de operaciones a largo plazo (más de tres años) y de una envergadura de este tipo.

Como el gobierno francés no interviene en esa operación a causa de la situación de la Argentina con el Club de París, Natixis ha decidido convertirse en la aseguradora de riesgo de la operación del tren de alta velocidad, que unirá Buenos Aires con Rosario y Córdoba.

Pero esto, obviamente, tiene su precio. El Natixis dista mucho de ser un banco de fomento. En Francia, se sonríen cuando se le pregunta a un funcionario de la entidad financiera sobre la aceptación de un bono del estado argentino. Tienen fresco aún la suerte que corrieron muchos bonistas hace poco más de cinco años, cuando la Argentina declaró el default.

"¿Qué diferencia habría entonces entre Natixis y las demás empresas que terminaron reclamando en el Ciadi [Tribunal Arbitral de Banco Mundial] después del default ?", se preguntaba a una fuente relacionada con la negociación el jueves pasado en Buenos Aires.

Natixis quiere garantías que puedan presentarse ante sus inversores como serias. "El mercado financiero actual no se puede dar el lujo de mostrar una operación de este tamaño con algún riesgo. Este tipo de operación no puede tener ningún resquicio, porque es mucho dinero y los bancos están complicados", dijo la misma fuente.

Todo eso se discute en París y en Buenos Aires. Pero hay un interrogante más: no es tan fácil cambiar de cuajo los oferentes de una licitación, que ya está adjudicada. Pero acá se hizo.

http://www.lanacion.com.ar/999750-problemas-de-dinero-para-el-tren-bala

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada