Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Confirman que el "tren bala" está paralizado

Viernes 07 Noviembre 2008.

INFORME DE ALSTOM.

El presidente del grupo francés Alstom, Patrick Kron confirmó ayer que el tren bala a Rosario y Córdoba se encuentra congelado y sin fecha cierta de concreción.

Al presentar en París los resultados semestrales de Alstom, Kron señaló que el tren de alta velocidad "quedará probablemente aplazado, pero con el paso del tiempo acabará haciéndose ya que la necesidad de la obra esta ahí y se mantiene".

Tras indicar que la causa del retraso está ligada al financiamiento, el titular de Alstom se mostró confiado en que "finalmente el proyecto se llevará a cabo cuando se normalicen las condiciones económicas y financieras".

Las declaraciones de Kron adquieren una singular importancia debido a que Alstom es la cabeza de Veloxia, el consorcio que se adjudicó la construcción del megaproyecto ferroviario valuado en casi US$ 4.000 millones.

La paralización de la obra estuvo precedida de una marcada polémica entre el jefe de Gabinete, Sergio Masa y el titular de Transporte, Ricardo Jaime sobre la disponibilidad de recursos públicos para el financiamiento del proyecto.

Mientras Masa sostuvo que no hay ninguna partida prevista en el Presupuesto 2009, desde el área de Jaime aún siguen diciendo que existen recursos específicos para obras ferroviarias que pueden volcarse al tren bala.

Más allá de las diferencias oficiales, lo cierto es que el Gobierno no está en condiciones de avalar el esquema de financiamiento que arrimó el banco francés Natixis y que se basa en un crédito a largo plazo que exige como garantía la entrega de títulos públicos.

http://edant.clarin.com/diario/2008/11/07/elpais/p-01797636.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada