Noticias históricas acerca del proyecto de construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba en la República Argentina, entre el 27 de abril de 2006 y el 26 de septiembre de 2008 (las noticias continuaron hasta el 20 de diciembre de 2012), durante los gobiernos de Nestor y Cristina Kirchner.

lunes, 16 de marzo de 2009

El plan canje es tren bala por tranvía

 16/03/09.

Alstom envía a su Vicepresidente para negociar una compensación.

Con el boleto picado.

El ministro De Vido no podrá inaugurar el primer tren bala en Latinoamérica. En una semana llega el número dos del grupo francés. Los vagones para la extensión del tramo Retiro-La Boca será premio consuelo. Phillipe Mellier, vicepresidente ejecutivo de Alstom, llegará al país la semana próxima con la intención de negociar algo a cambio por la postergación, por falta de financiamiento, de uno de los proyectos ferroviarios más ambiciosos del grupo francés, el tren de Alta Velocidad Buenos Aires-Rosario-Córdoba.

Una obra polémica por los u$s4.000 millones de presupuesto. Por ahora, el Gobierno sólo le ofrecerá la adjudicación de la extensión del tranvía desde Retiro hasta La Boca, con un costo de $70 millones y la prórroga del megatrén. Mellier desembarcará primero en Brasil, donde el plan para construir un tren bala entre Río y San Pablo marcha a paso más lento pero sobre bases más sólidas.

Luego de esta primera parada, esta semana se definirán las entrevistas previstas con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el secretario de Transporte, Ricardo Jaime. El plazo para definir el financiamiento de la obra vence el mismo lunes 23 o para mediados de junio, según la fuente que se consulte. Para unos, el contrato firmado con Alstom y sus socios locales cuenta días corridos y para otros, días hábiles. La no concreción de la obra no prevé un problema judicial para el país.

El convenio firmado estipula que, ante un problema financiero ajeno a las partes, se puede postergar la obra sin perjuicio para nadie. A lo sumo, el consorcio ganador de la obra espera que le devuelvan los gastos de presentación de la oferta o que se firme oficialmente una prórroga.

El grupo privado debía primero conseguir el financiamiento para la obra. Natixis era el banco que iba a suscribir un bono que iba a emitir el Gobierno para pagar el tren. La crisis mundial le impide hacerlo por la falta de crédito. La inestabilidad financiera del banco francés es otra traba. Como el Estado no sacará fondos de su caja, tiene en mente un paliativo para Alstom: adjudicarle la provisión de 15 vagones para extender el Tranvía del Este, que unirá Retiro-La Boca, licitación anunciada en marzo del año pasado.

http://www.erf.com.ar/2009/17032009.htm#ar5

http://www.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=21363


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada